Presentación Yo te cuidaré, biblioteca Manuel de Pedrolo

Cartel del evento

                        A priori, parecía que la fecha de ayer no auguraba una buena asistencia. Incluso me habían sugerido cambiarla. Pero cuando tomo una decisión procuro mantenerme en ella, y la decisión era no cambiar el día para presentar el libro, pese a que estemos en vísperas de la Semana Santa oficial.
Una vez más, mis lectores, mi gente no me decepcionaron y la sala polivalente de la biblioteca Manuel de Pedrolo de Sant Pere de Ribes alcanzó el pleno. Hubo que poner más sillas de las que se habían dispuesto porque las hileras se iban rellenando. Después el silencio escuchando era tan intenso que en un momento dado hice alusión a la cantidad de asistentes pues, sinceramente, pensaba que había muchos menos. El aplauso masivo y los gritos de ánimo y silbidos me dieron exacta medida, o casi, del número de personas que me acompañaban, y con todo y con eso, me quedé corta en mis propios cálculos. Gracias a todos por estar ahí una vez más, por ofrecerme tanta calidez, tanto interés en mis palabras, que espero que se traduzcan en muchos lectores disfrutando de Yo te cuidaré.
Thais Buforn, actriz y dobladora (y mi prima, para mi orgullo) estuvo conmigo conduciendo la presentación con su habitual simpatía y su profesionalidad. Escucharla leyendo un fragmento del libro fue todo un placer, un lujo, fue como encender la televisión y sentarse a ver tu película preferida. Por suerte estará conmigo también el día 1 de abril en FNAK Las Arenas, en Barcelona así que a los que no pudisteis asistir ayer, os invito a compartir un buen rato con nosotras.
Como no quiero desvelar nada porque reventaría las presentaciones que todavía quedan pendientes, no voy a detallar la dinámica de las mismas. Os pido, si me lo permitís, que vayáis pensando preguntas para poder mantener un coloquio en cuanto thais y yo terminemos de parlotear el próximo día 1. Me encanta conversar con vosotros, conocer vuestra opinión y despejar vuestras dudas, si las tenéis.
Por último os comento que de nuevo volví a empuñar mi bolígrafo de la suerte para firmar y dedicar ejemplares. Para mí es difícil poner a la práctica el ejercicio de escribir. Pensad que dejé de hacerlo con once años (por eso mi caligrafía es como de niña pequeña) y tengo que centrarme mucho en lo que estoy haciendo para no armar un caos de letras y procurar que se entienda lo que escribo. Pero lo hago con sumo gusto y con toda mi alegría y agradecimiento porque sé que la persona que abre uno de mis libros delante de mí para que se lo firme, aprecia mucho el gesto, y solo por eso merece la pena el esfuerzo de escribir a mano.
Nos vemos en el FNAK. Gracias de corazón y feliz lectura.
Be Sociable, Share!

Autor: Marta

Soy de finales de los 60, así que he vivido una época interesante en mi infancia y adolescencia, llena de cambios, llena de libros. Estudios, trabajo, matrimonios frustrados, hijos maravillosos. Nada demasiado diferente de cualquiera de vosotros. Entrando en los cincuenta. Dicen que es la mejor etapa de la vida...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *