Breve reseña presentación Las mariposas también vuelan

Llegó y pasó otra presentación de Las mariposas también vuelan el jueves 26 en la biblioteca Gòtic Andreu Nin, ubicada en La Rambla de Barcelona, ya casi con olor a mar si no fuera por el humo de los coches, aunque bien es cierto que no había demasiado tráfico.

No sé decir cuántos asistentes acudieron, pero, según Mercè, la directora, y Alberto Trinidad, director editorial de Ediciones Oblicuas, pocas veces habían visto la sala tan llena. Y ello pese al frío y el fútbol

He de reconocer que no me sentí muy locuaz, por más que el público discrepe. La falta de micrófono me cansó la voz y el hecho de que no hubiera puerta, o no la cerraran, y estuviera escuchando constantemente una especie de chirrido que no se si procedía de bisagras oxidadas o de algún otro mecanismo, me distraía.

Sin embargo, después de mi disertación, hubo una buena participación del público, y esto es realmente lo que me llena y hace de estos encuentros acontecimientos muy valorados por mí. Personas que ya habían leído o estaban a medio leer la novela aportaron su valioso grano de arena destacando sensaciones, características de la descripción de espacios y personajes, incluso del tipo de lenguaje que, aun siendo yo la escritora, me sorprendieron, lo cual me ratifica en la impresión de que mi forma de escribir es a menudo tan de dentro, tan intuitiva, tan poco encasillada, que no me doy cuenta de según qué elementos hasta que me los hacen ver desde fuera. Y esto para mí es de un gran valor, junto con el cúmulo de sensaciones y sentimientos que despiertan mis libros en los lectores.

Mi agradecimiento a todos los asistentes, a Alberto una vez más, y por supuesto a la biblioteca, por cedernos su tiempo y su espacio.

Be Sociable, Share!

Autor: Marta

Soy de finales de los 60, así que he vivido una época interesante en mi infancia y adolescencia, llena de cambios, llena de libros. Estudios, trabajo, matrimonios frustrados, hijos maravillosos. Nada demasiado diferente de cualquiera de vosotros. Entrando en los cincuenta. Dicen que es la mejor etapa de la vida...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *